Trasplantes

El Hospital Clínico de Málaga implanta con éxito el primer corazón artificial definitivo de la provincia de Málaga

  • Este dispositivo de asistencia cardiocirculatoria  permite a pacientes con insuficiencia cardiaca severa no candidatos a trasplante aumentar su supervivencia y su capacidad funcional 

El complejo hospitalario universitario  Virgen de la Victoria, a través del servicio de Cirugía Cardiaca de la unidad de Corazón, ha llevado a cabo con éxito la implantación del primer corazón artificial definitivo intracorporeo en la provincia de Málaga. Asimismo, este dispositivo, que consiste en una bomba de asistencia circulatoria mecánica intracorporea, permite a pacientes con insuficiencia cardiaca severa aumentar su supervivencia y mejorar su capacidad funcional para llevar a cabo sus actividades de la vida diaria, mejorando así la calidad de vida de estas personas. 

En este sentido, el paciente que fue intervenido quirúrgicamente el pasado día 22 de junio, completa en estos días su proceso de evolución y rehabilitación a través del equipo multidisciplinar que le atiende, y se encuentra integrado por   los servicios de Cardiología, Cirugía Cardiaca, Anestesiología y Reanimación, y Medicina Física y Rehabilitación.

El paciente intervenido, de 67 años de edad, sufre de  insuficiencia cardiaca avanzada, con una esperanza de vida baja a corto plazo, debida a una miocardiopatía de origen genético, tras agotarse todas las opciones terapéuticas, después de un seguimiento estrecho por parte de la sección  de Insuficiencia Cardiaca del Hospital Virgen de la Victoria en los últimos 12 años.

La especialista en Cirugía Cardíaca de este centro, Gemma López Espín, ha añadido que “este sistema de  tecnología avanzada  se emplea en casos de insuficiencia cardiaca severa, como terapia definitiva en casos seleccionados, que no son subsidiarios de trasplante cardiaco por edad avanzada o comorbilidad asociada, permitiendo al paciente aumentar su supervivencia y mejorar su capacidad funcional”.

Por su parte, el jefe del servicio de Cardiología del complejo hospitalario universitario Virgen de la Victoria, Juan José Gómez Doblas, ha explicado que “técnicamente se trata de implantar una bomba centrífuga que conecta el corazón con la arteria aorta y que se dispone dentro del tórax. El dispositivo funciona mediante unas baterías que suministran la energía necesaria para extraer la sangre del ventrículo izquierdo y eyectarla en la aorta ascendente, desde donde se distribuye a todo el organismo”.

Por otro lado, cabe destacar que el servicio de Cirugía Cardiaca del  Hospital Universitario Virgen de la Victoria cuenta ya con una nutrida experiencia en la implantación de dispositivos similares, pero de corta duración, en pacientes que presentan una insuficiencia cardiaca terminal, como puente a trasplante cardiaco, o transición a recuperación; especialmente en casos de shock cardiogénico refractario tras cirugía cardiaca,  o después de  procesos que dañan de manera aguda y especialmente grave el corazón, como en  algunas miocarditis.

La decisión del implante fue consensuada con  el paciente, y coordinada  por los Servicios de Anestesiología, Cirugía Cardiaca y Cardiología, previa  autorización por  de la dirección del hospital y los servicios centrales del Servicio Andaluz de Salud (SAS), de manera excepcional y valorando el riesgo/beneficio para este paciente.

Fuente: Consejería de Salud y Familias